Gofres

Sencilla, rápida y deliciosa receta para hacer tus propios waffles en casa y disfrutar de un rico desayuno o postre tengas o no gofrera.

Receta de gofres

Ingredientes para preparar gofres

  • 2 huevos
  • 375 ml. de leche
  • 100 gr. de manteca o mantequilla derretida
  • 240 gr. de harina
  • 3 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal

¿Cómo preparar gofres?

  • En un vaso de batidora amplio o en una licuadora comenzamos a poner todos los ingredientes, es decir, la leche, los huevos, la harina, la mantequilla, la levadura en polvo y la sal.
  • Batimos todo hasta conseguir una especie de crema algo líquida, sin grumos y bien homogénea. En ese momento, pasamos la masa a un bol y reservamos.
  • Si tenemos una gofrera, la ponemos a calentar y cuando esté bien caliente, echamos con la ayuda de un cucharón o cazo un poco de la mezcla en el centro de la gofrera, la movemos (o usamos el cazo o cucharón) para que se extienda y quede bien repartida por toda la superficie y cerramos la tapa. Dejamos que el gofre se cocine hasta que la masa esté hecha.
  • Si no tienes gofrera, puedes reemplazarla por una plancha o sartén de teflon. Tus gofres no tendrán agujeros, pero el sabor será el mismo.
  • Una vez estén cocinados los retiramos a una fuente y repetimos el proceso hasta terminar con toda la masa.
  • Foto orientativa: Noema Pérez
Nota del autor:

Como ya sabes, los matices en la preparación de los ingredientes y en la forma de hacer una misma receta son los que hacen que obtengamos distintos resultados, así con esta misma receta puedes obtener gofres con diferentes acabados y texturas. Te doy las claves para que sepas cómo hacer cada uno de ellos, toma nota:

Para hacer gofres ligeros: si quieres que los gofres queden más ligeros, en el momento de preparar la masa utiliza sólo las yemas. Aparte, bate las claras a punto de nieve e incorpóralas a la masa cuando ésta esté lista con movimientos envolventes.

Para hacer gofres delgados y crujientes: en esta ocasión lo que tienes que hacer es poner menos cantidad de masa en la gofrera y esperar hasta que salgan burbujas en la superficie. En ese momento, ciérrala y cocina durante 3 minutos más.

Para hacer gofres gruesos y esponjosos: este es el caso contrario al anterior, aquí hay que poner más mezcla sobre la gofrera y hay que cerrar de inmediato la tapa superior. Los cocinaremos hasta estén dorados.

Hagas como hagas los gofres y les des un acabado u otro, siempre los podrás comer solos o regados con jarabe de arce, con un poco de mantequilla, chocolate líquido, fruta, nata, azúcar glas... El acompañamiento, como no podría ser de otra manera, es al gusto de cada uno.